RUBÉN

ALEX

Cómo nació todo

Hace unos años quisimos innovar en nuestras quedadas con los colegas y empezamos a probar juegos  de cartas temáticos (nada de póker ni baraja española). Es una de las mejores decisiones que hemos  tomado, ya que nos generó mogollón de horas de diversión. Cada partida era diferente, y las creábamos con nuestras propias decisiones. Lo sentíamos nuestro.

Un buen día, Alex y Rubén quisimos llegar más allá: Decidimos crear nuestro propio juego. Un juego especial, hecho a nuestra manera y recopilando lo que más nos gustó de aquellos juegos; un mix de rapidez, facilidad, pequeños combos, piques, etc.

La Taja es el resultado de meter en una coctelera nuestras experiencias, nuestras inquietudes y  nuestro ingenio, mezclarlo todo (sin agitar) y servirlo bien frío en una copa helada. Y hemos dado con  el sabor de la gloria.

Alex Camacho

La cabeza pensante del juego, perfeccionista nato, detallista en todo lo que hace y telecos de profesión. El yerno perfecto que todos quisieran.

Sobrino secreto de José Antonio Camacho, inició toda esta movida. Un día apareció en una barbacoa con La Taja beta v.0 hecha con Post-it’s, os podéis imaginar la cara de los asistentes al pedirles que jugaran.

Su estilo de vida, un oxímoron: tiene prisa para todo pero es muy lento.

Bebida favorita: Cerveza al microondas.

Rubén Canela

Este tío sí que sabe. Un crack, un maestro, un filósofo de filósofos.

Supo domar a la criatura para no lanzar un juego en Post-its.
Pintamonas y pintor del juego, en sus ratos libres trabaja en marketing para redes  sociales y Google, luego se traga sus propios anuncios, una fiera, vaya.

Se pasa el día haciendo bromas y chistes, y así no se puede oiga!

Bebida favorita: Jagermeister 0’0% en vaso de tubo de plástico, el de las grietas.